diumenge, 9 de gener de 2011

CARMEN SAMPER CERVERA



SANT CARLES DE LA RÀPITA


Mestressa de casa, mare de quatre fills i iaia de vuit estimats nets.








Felicidad


Mi corazón se desborda,
está lleno de pasión
y tú, insensata, me huyes,
no me tienes compasión.

Te burlas de mi cariño,
preciosa felicidad,
¿cuándo en mí tus ojos posarás?

Me desespero y espero
aunque sea por un azar,
sé que a veces el amor
nos causa infelicidad.

¿Y qué hago con el mío
si no lo puedo entregar?
¡Dime felicidad, dime!
¿Hasta cuándo he de esperar?


Pensamiento

Cuando la bruma se esparza
y deje libre el horizonte
en mí llegará la calma
y me quedaré impasible.

Cuando desaparezca la niebla
y quede claro el horizonte
llenará mi alma compungida
la oscuridad de la noche.


Ejemplo a seguir

Arraigado en tierra mediterránea,
Andalucía, tu patria chica.
Al igual que tú, Federico García Lorca,
entregado de lleno
al sentimiento primario del arte.

Al del río subterráneo de la vieja sensibilidad
que despertó en ti este fenómeno
mítico y místico
al que llamamos inspiración.

Fuiste uno de los guías que nos señaló
una dirección alternativa.
Siguiendo tus pasos, mi querido amigo,
intento expresar lo que llevo dentro.

Sé que jamás podré llegar a igualarte
como a tantos otros, que siguieron tu camino.
Somos compañeros, no de viaje,
sí de pensamientos.



Gracias

Sea por casualidad
o por cosas del destino,
se cruzaron nuestras vidas
una mañana cualquiera.

Sin esperar ni saber
lo que después ocurriera,
de este encuentro fortuito
nació una amistad sincera.

Tras largas conversaciones
y pensamientos afines,
descubrimos que la amistad
fue transformada en cariño.

Lento se nos pasa el tiempo
hablando de una y mil cosas,
confidencias y recuerdos
que pasaron y reposan.

El tiempo ha transcurrido,
la amistad sigue viva,
y en ansias del deseo,
quedó una llama encendida.

Las gracias me diste un día,
te respondí:¿Gracias por qué?
Si una agradable sensación
me invade cuando acaricias mi piel.

Doy gracias porque te hallé,
gracias por ser tan amable,
gracias porque me ayudaste
en temas que yo no sé comprender.

Gracias por nuestra amistad,
gracias por tu comprensión
y gracias por tu atención
que a mi vida da ilusión.

Doblan las campanas

Doblan las campanas,
voces susurrando.
¿Por quién doblan?
La gente va preguntando.

Es por ti corazón mío
que solo me estas dejando,
la sombra de la muerte
en tu lecho se ha posado.

En noches como esta
te tuve entre mis brazos
llenándote de besos
tendido en tu regazo.

El viento de la noche
se agita, susurra y canta,
qué silencio tan hondo
invade mi estancia.

Un hueco queda en el mundo
porque no está tú presencia,
otros lo llenarán de tu estirpe,
de tu misma cepa,
pero en mi corazón
seguirá viva la espera.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada