diumenge, 4 de març de 2012

ANTONIA PATERNA



SANTA BÀRBARA

Nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y hace dos años que vive en Santa Bárbara. Hija de padres castellanos y poetisa esporádica. Ha ganado algún premio de poesía en las revistas, donde vivía anteriormente y pueblos de alrededor.
Nos deja unos pedacitos de sus contactos, de la musas y de su alma.






Amor

Amor, mi amor,
poesía en movimiento
sinfonía de color
mariposas al viento
eso es mi amor,
eso es lo que siento.

Amor, mi amor,
en tus ojos yo me pierdo
y tus brazos son mi refugio,
tomo tu mano y cuando estás
cerca de mí, siento
el latido de tu corazón
que junto al mío, laten
unidos en un mismo son.

Amor, mi amor
te quiero tanto, mi vida
que es casi una obsesión,
y le pido a Dios que
este amor que siento
tan grande dentro de mi corazón
no se acabe nunca
porque te quiero, mi amor.


Crisis

¿Crisis? ¿Quién dijo crisis?
se dijo alegremente un día
y la cosa se fue agravando,
nos quedamos sin trabajo
y se nos fue la alegría.
Vamos cayendo en picado
sin remedio día a día,
ya nada es lo que era
y si Dios no lo remedia
con su corte celestial,
baje a gobernar la Tierra
para poderla arreglar.
Crisis, señores, crisis.
Qué palabra tan sombría,
crisis de noche, crisis de día,
seamos sensatos señores
que esto tiene solución.
Démonos todos las manos
y repartamos como hermanos
para aliviar la cuestión,
poco a poco y con paciencia
restablezcamos lo que en su día
algún listo cambió,
que no hay mal que cien años dure
ni cuerpo que lo resista
y si alguna persona es más lista
que nos dé la solución.

El bebé

Cuando un niño nace
todo se llena de júbilo,
la familia y los vecinos
todos comentan sin tino,
se parece a su madre,
se parece a su padre,
y si el bebé pudiese hablar
diría: ¡señores, yo
me parezco a mí mismo!.

Yo no elegí mi destino
pero caminaremos juntos y
aunque no seáis perfectos
me sentiré orgulloso
de ser vuestro hijo.
Sed pues buenos maestros
y ayudadme en mi misión,
pensad que paso a paso
con errores y con atinos
yo sólo he de forjarme el destino,
que el camino de la vida es largo
y venimos a aprender
las lecciones de la vida,
que nos cuesta comprender.


La envidia cegó tus ojos

Qué hermosa naciste
toda limpia de pecado,
mas tú querías estar sola
y dos hermanos te han tocado
y en lugar de llenarte de gozo,
de envidia te has llenado.

¿Qué daño te hicieron tus padres,
y qué daño tus hermanos,
que se sintieron felices,
sólo con estar a tu lado?

No supiste ver a los tuyos con amor
y siempre te has dedicado a
romperles el corazón.

Tu creías que esta vida todo era posesión,
¡Ay, pobre de ti, ignorante,
que la envidia cerró tus ojos
y tu corazón!

Ahora que estás ya madura
piensa en lo que te ha quedado,
y en lo que te perdiste sin
estar a nuestro lado;
esta vida es muy corta y
todos nos equivocamos,
espero que Dios te perdone
porque los que estamos aquí
siempre te hemos perdonado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada