dissabte, 10 de març de 2012

TERESA SILVA QUEROL

Teresa Silva


AMPOSTA

Nacida en las Casas de Alcanar y residente en Amposta. Rapsoda, escribo poemas y soy actriz de teatro aficionada.

Todo brilla con luz propia,
el sol y las estrellas..
Hay que derrotar con amor
al odio, a la codicia, a la envidia,
la maldad, el egoísmo
que destroza el mundo.




En mis sueños

En mis sueños,
qué visión más bella,
continuamente me acerco a ti,
estoy sintiendo tus palabras
en el fondo de mi alma.
¿Dónde estás?
Me pregunto cuando te veo,
mientras en la noche,
reina el silencio.
¡Qué sólo estoy por dentro!
Sé mía, si lo has de ser,
yo te robé un beso,
acaricié tus labios
con tu suave aliento.
Toqué tus cabellos
pegados en mi cuerpo
y te estreché en mis brazos
con un impulso desbocado.
¿Por qué te cuesta tanto decirme
“Te quiero”?
Yo persigo tu dulce amor
para dormir a mi lado
y alegre mi vida y ser amado.
Pero tengo miedo de despertar
que todo es mentira,
o que se haga realidad.


Dedicat a Carme Saura

Oh, és el dia del teu sant,
quina alegria!
Al meu cor hi sento la inspiració
de dedicar-te aquesta poesia.
Vas volar com una papallona
de la Galera a Barcelona,
terres catalanes,
terres per tu estimades.

De nit quant neix la fosca
del teu petit jardí,
comptes les estrelles,
totes les fulles,
amb l’aigua verdegen ,
curulles de roses i gessamins.
Bona amiga!
Et veig transparent, lluitant i valenta,
tens estudis de lletres i pintura,
has publicat contes i poesia.

Paraules que em fan entendrir el cor,
fent-me sentir les emocions més belles.
Carme ets la flor
que els “Poetes de l’Ebre” esperàvem,
hem comptat amb la gran sort
de tenir-te amb nosaltres.

Vius una vida feliç
amb el teu marit,
en el seu cor enamorat
de la bellesa que realça
en els teus llavis, mel de rosa.

La trompeta has de tocar
en el dia del deu sant,
en aquest bonic dia
i besar-la cada dia.

Quant la trompeta sona
la gent surt al carrer.
És tan dolça, és bellesa,
abocats a les finestres
totes plenes de clavells.

El veure-us tan ben units
totes les flors sospiraven,
i jo et felicito, en el dia del teu sant,
amb un pomell de violes.



La muerte de cuatro poetas

                                                                 José Jornet Tomás
                                                                  Francisco Alfonso Barado
                                                                  Yolanda Gilabert
                                                                   Alfredo Martí           

Así los poetas escogieron su camino,
GRANDES POETAS DEL EBRO,
amigos muy sinceros,
de los que hoy pocos quedan,
pese la emoción del momento
a todos nos pone a prueba.

Cómo me duele a mí
esta triste despedida,
sé que os dejasteis aquí
buena parte de vuestras vidas.

Esta tarde cuando iba paseando
me ha parecido oír
vuestras voces recitando.

Qué bonitos vuestros poemas,
te llegan, dentro del alma,
el azul de la mañana,
la ribera del Delta
con la luna y las estrellas.

Os fuisteis, como hojas desprendidas
que se llevó el viento,
los pájaros están tristes,
del color de la sangre
lloran los tulipanes.

Otros poetas que murieron antes
saldrán a recibiros,
atravesando el mar del Universo.
Las rosas blancas con sus pétalos
cargados de perfume
caerán sobre vuestros cuerpos.




A mi padre querido

A la caída de la tarde
del campo de Extremadura,
entre olivos y encinas
hay un hermoso sendero,
un mozo va caminando,
regresa de las minas,
se ha ganado el sustento.

Con la tropas españolas
a Marruecos se fue a luchar,
demostró su bravura,
era valiente, no temía a la muerte,
fue condecorado con la cruz blanca,
medalla reinado de Alfonso XIII,
homenaje a los ayuntamientos
y los reyes.

El 23 de Enero de 1925
a Cataluña llegó,
cielo cargado de color,
nubes doradas, árboles verdes,
tierra tostada.
De una catalana graciosa
le llegó el amor maravilloso,
hermosa mujer con ojos de cielo,
dos hijos le dio, como dos luceros,
un clavel y una rosa
y se colmaron sus sueños.

Llegó la guerra civil,
todo lo que es bello se rompe,
todas la cosas buenas perdidas,
días de angustia y de sufrimiento,
de sed, de hambre y de muerte.
Militar fuerte que luchó
por su patria.

Aquel que tanto anduvo
por guerras y tormentas,
a pesar de la lucha,
a pesar de los llantos,
yo tengo mi raíz bajo la tierra
y mi corazón llora de pena.

¡BRILLANTE PADRE!

Qué de tus buenos tiempos
guardo recuerdos tan auténticos.
Bajo el arco del cielo, tu alma está,
entre estrellas de cristal.
¡Qué no daría por tenerte!
Te echo tanto a faltar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada